Al utilizar este sitio acepta el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad. Puede cambiar la configuración u obtener más información. close

El poder de los Hongos

El poder de los Hongos

Una joya de la naturaleza.

Se supone que existen unas 140.000 especies de hongos, aunque la ciencia esta familiarizada tan solo con el 10% de ellas.Y muchas de ellas tienen un gran poder curativo, ya desde la antigüedad se conocían sus inmensas propiedades. Desde hace siglos se viene utilizando como alimento, como estimulante, como alucinógeno y hasta  como veneno, como remedio natural para tratar todo tipo de enfermedades, en forma de tónico, infusión, tintura……etc. O como ingredientes en todo tipo de recetas de lo más nutritivas. Y si hoy en día sigue siendo una parte importante de nuestra dieta cotidiana, no es solo porque sean sabrosos y bajo en calorías, cuestión muy valorada, sino también porque son fuentes de proteínas, enzimas, vitaminas B (especialmente niacina)  y vitamina D2. También son excelentes fuentes de antioxidantes en general, ya que contienen polifenoles y selenio, e incluso antioxidantes únicos en los hongos, como la ergotioneina. Pero la principal acción de los hongos se debe a la presencia de los llamados betaglunacos, que, son polisacáridos de alto peso molecular con una gran capacidad de activar el sistema inmunitario. Ademas de mejorar la actividad del sistema inmunitario, los betaglucanos ayudan a normalizar los elevados niveles de colesterol , LDL, ayudan en la cicatrización de heridas y a prevenir  infecciones y también tienen potencial como adyuvante en el tratamiento del cáncer.

SHIITAKE: Antitumoral y protector cardiovascular                                                                            

El Shiitake (Lentinus edodes) es un hongo muy conocido en China, Japón y Corea. Su nombre significa “seta fragante” o “seta deliciosa”. Hace más de mil años que se cultiva en China, donde se usa no solo como alimento sino como remedio para algunos padecimientos, como las enfermedades respiratorias superiores, la mala circulación de la sangre, el mal de hígado, el agotamiento y la debilidad.                                                                                                       La medicina tradicional China también considera que este hongo sube el que, es decir, la energía de la vida.                                                                                                                                                                              El Shiitake tiene un 10% de polisacáridos, así como magnesio, potasio y vitamina B1y B2 y provitamina D. Además, presenta gran cantidad de aminoácidos libres, como glutamina, alanina, treonina, acido aspártico, valina y arginina. Su principal principio activo, un betaglucano llamado lentoinan, ha demostrado una potente actividad antibacteriana, por lo que se emplea en infecciones periodontales, gengivitis, caries, etc.                                                                              El Shiitake también es un arma muy útil en la lucha contra el colesterol.                                                                        Utilizado como complemento de la dieta, se ha demostrado que en las cinco horas posteriores a su ingesta el nivel de colesterol disminuye en un 30% y 40%. En consecuencia es un buen protector del corazón y de las arterias. El lintinano del Shiitake es además reconocido en la literatura científica como un inhibidor natural del crecimiento natural.

CORDICEPS: Energizante

El cordiceps (Cordyceps sinensis) es un hongo parasito de un lepidóptero originario del Tibet, donde crece a 5.000 metros de altura. Su uso fue descubierto hace 1.500 años por pastores de la zona, que notaron que el ganado que comía de esos pastos crecía  más fuerte y con mucho vigor. A esa altitud su recolección era muy difícil y en cantidades muy pequeñas, por lo que el cordiceps era valorado como el oro. Por eso China, originariamente solo lo usaban los emperadores y la elite gobernante, buscando vitalidad y longevidad. La filosofía china enseña que el Cordiceps fomenta el equilibrio entre el cuerpo y el alma.

Este hongo contiene polisacáridos (ácido cordicepico ), galactomanano, manitol y ergosterol, adenosina, acido palmítico y cortidiceptina. Se le considera un remedio natural contra la debilidad y la fatiga y es a menudo empleado para recuperar la energía en casos de convalecencia tras una enfermedad. También  es considerado es considerado afrodisiaco en hombres y mujeres  y rejuvenecedor.

Rico en vitaminas del grupo B y E magnesio, zinc, selenio, cromo, fosforo y potasio, tiene como principal principio activo la adenina, responsable entre otras cosas de transferir la energía en forma de ATP, además de funcionar como neuromodulador  del sistema nervioso central.                              

REISHI: Contra la fatiga y la debilidad.

El Reishi (Ganoderma lucidum) se utiliza desde hace mas de 3.000 años en la medicina tradicional del oriente; China, Japón, Malasia……Ya antiguamente se decía de él que ayudaba a conseguir una “larga y saludable vida” y de echo se sigue conociendo como el “HONGO DE LA INMORTALIDAD” . Es un hongo muy difícil de comer al natural, ya que posee un desagradable sabor amargo. Crece como un parasito de los árboles en los bosques de zonas tropicales y templadas, incluyendo Norteamérica, Sudáfrica, África, Europa, Asia. Es una de las setas que se utilizan desde más antiguo en la medicina tradicional. Posee gran cantidad de ácidos insaturados, alcaloides naturales, abundantes polisacáridos biológicamente activos, y minerales como el germanio y el calcio. Es un alimento considerado adaptógeno, ya que nutre el organismo para ayudarlo a sobreponerse a situaciones de gran desgaste fisco y mental. Es también la única fuente conocida de un grupo de triterpenos conocidos como ácidos ganodericos, que tienen una estructura molecular similar a las hormonas esteroides. Por todo ello, el Reishi igual no consigue la inmortalidad, pero si es útil en fatigas y debilidad, contra el insomnio y el estrés, en alergias y asma, para regular el metabolismo y como hepatoprotectror. También ayuda a regular la tensión arterial, a regular la glucosa a prevenir la cirrosis y a mejorar la hiperplasia de la próstata. Es, en definitiva un mágico todoterreno para proteger la salud.

 

HONGOS DEL SOL: Más y mejores betaglucanos    

El Hongo del sol o champiñón del sol (Agaricus balzei) es un hongo de sabor algo dulce, y con aroma de almendras. Según las investigaciones, tiene más  betaglucanos y de mayor calidad que otros hongos. Desde el punto de vista nutricional, destaca, por su riqueza en proteínas con todos los aminoácidos esenciales, las vitaminas del grupo B y E minerales como el magnesio y potasio. Este hongo descrito por primera vez por un botánico estadunidense a finales del siglo XIX y redescubriendo en Brasil en 1970. Desde entonces, se han valorado mucho sus propiedades para controlar el colesterol y también su potencial antitumoral. Además, el champiñón del sol es un adaptógeno eficiente y un buen inmunomodulador, lo cual unido a sus propiedades antibacterianas, hace que juegue un papel en la defensa del organismo frente a infecciones de distinta naturaleza.