Magnesio

Magnesio
  • Ocupa la quinta posición en abundancia en nuestro organismo detrás del calcio, fósforo, potasio y sodio. Tienen una importancia crucial, ya que interviene en más de 300 funciones corporales.
  • Además de contribuir al mantenimiento de huesos y dientes, el magnesio ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga, contribuye al equilibrio electrolítico, al metabolismo corporal, al funcionamiento del sistema nervioso y de los músculos, a la síntesis proteica normal, a la función psicológica normal y al proceso de división celular, entre otras.
  • Su deficiencia se manifiesta principalmente en forma de contracciones musculares acompañadas de dolor, arritmias cardíacas, fatiga, etc.
  • El magnesio en forma de citrato es la forma de citrato y el bisiglinato es la forma más fácilmente asimilable por nuestro organismo.

Formas de encontrar el magnesio en complementos:

  • Óxido de magnesio
  • Sulfato de magnesio 
  • Carbonato de magnesio.
  • Citrato de magnesio.
  • Bisiglinato de magnesio

Propiedades:

Salud ósea:

  • Ayuda a preservar la estructura ósea, e interviene en la regeneración del tejido óseo. De esta forma contribuye a regular la absorción y asimilación del calcio que se ingiere a través de la dieta.
  • Participa en la conversión de vitamina D en su forma activa.
  • Mantiene niveles adecuados de hormona paratiroidea (HPT). Evita la acidificación extracelular y sanguínea, y disminuye la retirada de minerales del hueso.
  • Se equilibra con el calcio. Los niveles de calcio y magnesio están muy relacionados.
  • Activa la fosfatasa alcalina, que fortalece la estructura del hueso.
  • Ayuda a disminuir la aparición de osteoporosis.

Salud muscular:

  • Desempeña una función primordial en la relajación muscular, evitando sobrecargas.
  • Relaja los músculos respiratorios, puede reducir la intensidad de los ataques de asma.
  • Combate el reflujo gastroesofágico (RGE) mediante un triple mecanismo de acción: 
    • Acción espasmolítica a nivel de esófago.
    • Contribuye a que se relaje el esfínter facilitando el proceso digestivo.
    • Neutraliza el exceso de ácidos gástricos. 

Salud cardiovascular.

  • Protege frente a cardiopatías y alteraciones en la frecuencia cardíaca (arrítmia).
  • Previene la formación de coágulos.
  • Mejora la función cardiaca.
  • Disminuye las cifras de hipertensión arterial.

Otras:

  • Actúa contra el cansancio y la fatiga:
    • la ingesta de magnesio se relaciona con una reducción del cansancio y la fatiga . 
    • combate síntomas de la debilidad muscular.
  • Optimiza la actividad física:
    • mejora la utilización de oxígeno y la frecuencia cardíaca.
    • previene sobrecargas musculares.
  • Útil como tratamiento coadyuvante para la fibromialgia.
    • la deficiencia de magnesio es común en pacientes que padecen fibromialgia. 
    • favorece el correcto funcionamiento de los nervios y los músculos.
  • Normalidad de las funciones psicológicas.
    • actúa como un relajante del sistema nervioso.

INDICACIONES:

  • Indispensable para una correcta salud ósea.
  • Ayuda a proteger frente a cardiopatías y alteraciones en la frecuencia cardiaca (arritmia).
  • Ayuda en caso de hipertensión arterial.
  • Actúa como relajante muscular, evitando las sobrecargas.
  • Disminuye los síntomas de síndrome premenstrual (SPM).
  • Puede reducir la intensidad de los ataques de asma.
  • Reduce la acidez de reflujo gastroesofágico.
  • Ayuda a evitar las complicaciones de la diabetes de tipo 2.
  • Ayuda a evitar cálculos renales.
  • Mitiga los síntomas de fibromialgia.

PRECAUCIONES.

  • El citrato de magnesio es seguro para mujeres embarazadas o en periodo de lactancia se se toma en las cantidades diarias recomendadas.
  • Mantener fuera del alcance de los niños.
  • Interactúa junto con relajantes musculares y medicación antihipertensiva potenciando los efectos adversos de estos.
  • Dosis superiores a 400 mg diarios pueden producir leve efecto laxante
Etiquetas magnesio