Aceite de Krill 500 mg cápsulas

Importante fuente de fosfolípidos, rico en ácidos grasos omega 3 EPA y DHA. Con gran cantidad de colina y astaxantina.

Más detalles

Disponibilidad inmediata

25,75€

Prospecto / Descripción ampliada

Aceite de Krill NKO 40, 80 y 120 cápsulas de Cien por cien natural.

El Aceite de Krill NKO® es un complemento alimenticio que contiene el aceite, extraído en frío, del krill antártico (Euphausia superba), rico en ácidos grasos esenciales omega-3 de cadena larga EPA (ácido eicosapentaenoico) y DHA (ácido docosahexaenoico), unidos a fosfolípidos, lo que mejora la absorción y biodisponibilidad del omega-3 frente a otras fuentes de omega-3 1. Además, en el Aceite de Krill NKO® encontramos de forma natural una cantidad destacada de colina y astaxantina.

El logo NKO® te garantiza un producto de la más alta calidad y pureza, pescado y procesado con un respeto escrupuloso por el ingrediente y por el medio ambiente.

El krill (Euphausia superba) es un pequeño crustáceo que vive en las profundas aguas del Océano Antártico y representa una de las biomasas más abundantes del planeta (aprox. 379.000.000 toneladas).

El krill puede sobrevivir hasta 200 días sin alimento, encogiéndose y utilizando el biomaterial de su cuerpo para almacenar energía en forma de lípidos, aunque no todas las familias de krill almacenan sus reservas de lípidos de la misma forma. Los miembros de la familia Euphausiidae son la única especie conocida donde los fosfolípidos se utilizan como depósito de energía, y en particular, el krill antártico Euphausia superba utiliza la fosfatidilcolina que contiene en ácidos grasos omega-3 como su reserva de lípidos.

El aceite del krill antártico tiene una característica muy importante: Los omega-3 de cadena larga del Aceite de Krill NKO® están unidos a fosfolípidos y por ello tienen una mejor incorporación en diversos órganos como el cerebro, el corazón y los ojos, que las fuentes de omega-3 en forma de triglicéridos.

En la composición natural del aceite del krill antártico, encontramos:

  • Ácidos grasos omega 3 (EPA y DHA)
  • Astaxantina, un potente carotenoide, responsable del color rojo del aceite y que, entre otros beneficios, protege el aceite frente a la oxidación.
  • Colina, un nutriente esencial que contribuye al metabolismo normal de los lípidos.

Comparado con otras fuentes de omega-3, el krill es muy apreciado, porque sus ácidos grasos clave son más biodisponibles. El primer y más notable beneficio que encuentran los consumidores, es que se necesita una dosis menor. Otro beneficio destacado es la ausencia de reflujo porque los omega-3 del krill se mezclan con el contenido estomacal, evitando los problemas digestivos desagradables, frecuentemente asociados con otras fuentes marinas de omega-3.

  • ​Alta incorporación celular del EPA y DHA.
  • 12 veces mayor biodisponibilidad de la colina comparado
    con las sales de la colina.
  • Proceso patentado de extracción en frío.
  • Fácil digestión y gran absorción.
  • Sin olor ni retrogusto.
  • Las cápsulas utilizadas para el Aceite de Krill NKO® representan la última tecnología de encapsulación de aceites marinos (Oceancaps®) para que el aceite se mantenga fresco durante toda la vida útil del producto.

1 cápsula de 500 mg contiene:

Fosfolípidos

225 mg

Ácidos grasos omega-3 totales
de los cuales EPA
DHA

125 mg
(67,5 mg)
(30 mg)

Colina

25 mg

Astaxantina

0,2 mg

Ingredientes: Aceite de Krill Antártico NKO® (extracto lipídico del crustáceo Euphasia superba); cápsula (gelatina de pescado).

Modo de empleo:

  • Dosis de mantenimiento (adultos y niños >12 años): 1-2 cápsulas/día con la comida, o siguiendo las recomendaciones de un experto.
  • Refuerzo (adultos): 3-5 cápsulas/día, con la comida.
  • Embarazo y lactancia: 4 cápsulas/día, con la comida.

Contenido:

  • Caja de 40 cápsulas de 500mg
  • Caja de 80 cápsulas de 500mg
  • Caja de 120 cápsulas de 500mg

29 otros productos de la misma categoría: